Igor Hernández paso tras paso para dejar huella en la arena inglesa

“La constancia es la madre de las victorias”, esta frase, del escritor español Carlos Dominé, pareciera resumir la vida deportiva a la perfección del atleta olímpico Igor Hernández, miembro de la dupla venezolana de voleibol de playa, clasificada desde Carabobo a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, haciendo que, por primera vez el país tenga una representación en esta especialidad en la historia de la mayor cita deportiva del mundo.

 

Para el atleta que defiende la entidad vinotinto, el voleibol siempre ha estado intrínsecamente ligado a su desarrollo como persona. Comenzó a practicarlo desde muy niño, desde los 8 años. Ya a los 12 fue convocado a formar parte de la selección nacional, lo que  marcó su rumbo deportivo. Hoy día, a sus 34, observa a este deporte como una forma de vida, que le ha permitido alcanzar innumerables logros.


La senda hacia Inglaterra

“Para mí fue algo muy especial y significativo el hecho que desde muy joven ya era parte de la selección, esto hizo que me inspirara a seguir practicando”, relató el atleta, quien hace llave con Jesús Villafañe, en el grupo “E” de Londres 2012, junto a sus similares de Letonia, Holanda y Alemania.

 

Haber llegado a la capital inglesa fue el fruto de muchos años de preparación, sacrificios y enfoque hacia una meta. “El camino andado por nosotros ha sido duro, entre viajes  y competiciones, pero lo más fuerte ha sido separarnos de nuestras familias cada vez que asistimos a los torneos clasificatorios, pero todo esto le da un valor agregado al logro alcanzado”.


Todas las miradas

No cabe duda que de todas las disciplinas en las que Venezuela tendrá participación en los JJ.OO., el voleiplaya será la que tendrá especial atención, por ser el único deporte en conjunto que contará con la presencia de criollos.

En la memoria de los carabobeños aun se encuentra fresca la manera tan espectacular y avasallante que logró su boleto ente la dupla de Chile, en la cancha naguanagüense “Mauro Hernández”.

Respecto a este acontecimiento, el voleibolista señaló que el ambiente vivido en esos días en el recinto del Complejo Deportivo Bicentenario “Simón Bolívar”, fue algo  único, que lo dejará marcado de por vida “La manera como se compenetró el público en el partido hizo que el equipo jugara inspirado… (…) fue la influencia más grande que hemos tenido de todo el ciclo olímpico”.


La familia: Base fundamental

Desde que Igor tocó una pelota por vez primera tuvo el apoyo de su familia, “siempre tenía la ayuda de los míos, porque en Cojedes (estado natal) no se contaba con el apoyo del gobierno, cosa muy distinta luego cuando pasé a Carabobo, que sí vi la ayuda… (…)  mis padres  siempre estuvieron pendiente de mi, en todos los aspectos, me motivaron, no dudo que gracias a ellos llegué a donde estoy ahora”.

En la actualidad Hernández es padre de una niña de 14 años, practicante de natación y de un niño de 3 años quien se inclina por el beisbol, aunque confiesa que espera que alguno de ellos comience a jugar el voleibol.


Su andar por el voleiplaya

Cuando Igor tenía 20 años comienza su incursión en la especialidad, formando parte del equipo de Carabobo junto a Mauro Hernández (quien ahora es su entrenador) en los Juegos Deportivos Nacionales Lara 2001, donde obtuvieron la medalla de plata. Posterior a este logro y de participar en algunos campeonatos nacionales e internacionales, decide irse a España para jugar en la Super Liga, lo que le terminaría de dar la experiencia y el roce necesario para ser convocado a la selección nacional.


Detrás de un gran deportista: Fundadeporte

No es casual el hecho que de los 69 atletas venezolanos clasificados para los JJ.OO. 2012,  Carabobo sea la entidad que más aportó al combinado patrio (19%), lo que denota un trabajo de muchos años de constancia, planificación y organización por parte del Ejecutivo Regional a través de Fundadeporte, que ve en el deporte una herramienta de progreso para lograr atletas competitivos y ciudadanos ejemplares.

Tras asumir a Carabobo como su casa deportiva, Hernández ha contado con el apoyo irrestricto de una institución que sabía de su potencialidad. “Sin duda que el soporte obtenido por parte de Fundadeporte ha sido vital para nosotros, han estado muy pendientes de todos los aspectos en lo que concierne a alimentación, logística y a lo económico”.


“Maraca” de instalación

Resaltó el excelente trabajo hecho por parte del gobierno de Carabobo que dirige Henrique Fernando Salas Römer al construir la cancha de arena, la cual calificó como la mejor del país.

“Espero y deseo que se le pueda sacar el máximo provecho para motivar a los jóvenes a la práctica del voleibol de playa, para asegurar la generación de relevo de los próximos años”, afirmó.


Londres 2012

La hazaña lograda en Carabobo, más la victoria alcanzada hace pocas semanas ante EE.UU. –campeones olímpicos de Beijing 2008- durante el Grand Slam de Alemania, hace pensar que Villafañe-Hernández estén más cercanos a pensar en una medalla en la cita londinense, por el buen momento que atraviesa la dupla.

Aunque para Hernández la tarea será dura, debido al fuerte grupo que les tocó, sabe que las posibilidades están sobre la mesa. “Tenemos fe en nosotros, eso es lo más importante, en creer en uno mismo, vamos a ir juego a juego sin desenfocarnos en la meta”.

Venezuela tendrá en orden a la dupla Holandesa (5tos del ranking mundial), luego a Letonia y finalmente Alemania, para así cerrar la llave.


Sueño al alcance de todos

Para finalizar Igor no dejó pasar la oportunidad para decirles a todos los jóvenes deportistas que sueñan con realizar grandes hazañas: Sean constantes, perseverantes y humildes en la obtención de sus metas, “Cuando se cree en lo que se hace no existen los límites, luego de esto las cosas llegan solas, Dios premia a los perseverantes”.

FICHA TÉCNICA

Nombre: Igor Hernández Colina

Lugar de Nacimiento: San Carlos, Edo Cojedes

Fecha de Nacimiento: 22 de enero de 1977

Estado Civil: Soltero. Venprensa- Prensa Fundadeporte.